La psicología es el estudio de los procesos del pensamiento, las emociones, las motivaciones y comportamientos de humanos y animales en su interacción con otros y su medio ambiente.

AL igual que la psicología, la ciencia psicánica trata de todo lo que pasa en el interior del ser humano, y también de sus relaciones exteriores con otras personas. Trata de la naturaleza de su carácter, personalidad, mente, emociones, motivaciones, comportamientos, comunicación, relaciones humanas, etc.

La psicánica es una psicología humanista, empleando la palabra “humanista” en dos sentidos: no es una psicología mecánica, ni trata con animales.

La psicánica ofrece un conocimiento profundo sobre la naturaleza y el funcionamiento de:

ESPÍRITU MENTE EMOCIÓN COMPORTAMIENTO
Ser
Identidad
Voluntad
Consciencia
Subconsciencia
Caracter
Personalidad
Autoestima
Amor
El Bien y el Mal
Pensamiento
Memoria
Estudio
Aprendizaje
Inteligencia
Creatividad
Intuición
Actitud
Poder Personal
Manifestación
Felicidad
Enojo
Culpa
Ansiedad
Miedo
Odio
Pena
Pesar
Depresión
Motivaciones
Hábitos
Neurosis
Adicciones
Comunicación
Relaciones humanas
Matrimonio
Crianza de Hijos
éxito

La psicología tradicional se expande a áreas en que la psicánica no se dirige: las percepciones de los sentidos físicos, el desarrollo humano, influencias ambientales, el comportamiento animal, antropología y sociología, psicología laboral, entre otros. La psicánica trata primordialmente con la voluntad consciente humana y sus energías subordinadas inmediatas: la mente y la emoción.

Cuatro de las grandes diferencias entre la psicánica y la psicología:

  1. La psicología es una ciencia “blanda”: esto es, su comprensión del ser humano no es plena y no ha podido codificar leyes y principios de precisión matemática. No ha evolucionado al punto de las ciencias “duras”, como por ejemplo la Física, la cual tiene leyes exactas. La psicánica es una ciencia plena “dura”: Tiene leyes, principios y fórmulas precisas.
  2. La psicología es grande, compleja y enredada. Los psicólogos y especialistas tienen que estudiarla durante años para dominarla. La psicánica es más sencilla, directa y fácil de aprender. Es un manual de operación, un instructivo, de cómo funcionan nuestro ser, mente, emociones y relaciones humanas.
  3. Las personas que quieren aprovechar la psicología o psicoterapia tienen que acudir y consultar a tales profesionales, igual como se consulta a los médicos para problemas físicos. La psicánica difiere en que cualquier persona puede aprender y aplicarla a su vida ella misma. Cualquier disciplina práctica de control y cambio personal tiene que ser así. No es práctico ir corriendo a un especialista cada vez que nos sentimos mal emocionalmente o cada vez que tengamos un conflicto con alguien. La psicánica capacita a cada persona para entender y operarse a sí mismo momento a momento a través de la vida.
  4. Al mismo tiempo que la psicánica es más sencilla, es también más poderosa que la psicología. Sus leyes tan precisas permiten a una persona aprender a controlar su mente, sus emociones, sus relaciones humanas y su universo físico con un nivel de poder más allá de cualquier otra tecnología psicológica (incluyendo la Programación Neuro Lingüística).

Así como la electrónica es un avance, una evolución de la electricidad; la psicánica es un avance, una evolución de la psicología.