La psicánica es una ciencia poderosa acerca del SER, respaldada por una tecnología de aplicación. Una de sus fuentes de poder es su nomenclatura precisa, cuidadosamente diseñada para que el estudiante mire y piense sobre su existencia en una cierta manera. Esa manera de ver la vida es una puerta para poder controlarla.

La psicánica es compleja y solamente puede ser comprendida conceptualmente. Para entender la psicánica, hay que entender todos los conceptos que la comprenden. La explicación de un solo concepto puede llevar varios capítulos de un libro. Luego toda esa información, todo ese concepto, se representa sólo con uno termino. Por lo tanto, es esencial aprender que significa cada término —al mismo tiempo que esto no es fácil debido a lo extenso de los conceptos—.

Al principio, las definiciones y conceptos pueden parecerte extraños, raros o confusos. Esto se debe a dos cosas:

  1. La psicánica busca llevarte a ver la vida desde un punto de vista totalmente nuevo, muy especial y muy preciso. Es algo nuevo, una nueva manera de pensar sobre la existencia humana.
  2. Muchos conceptos solamente pueden entenderse al comprender otros conceptos. Esto se debe a que la psicánica no es un conocimiento lineal, sino una esfera de conocimientos interconectados entre sí. El estudiante debe, pieza por pieza, reconstruir esta esfera conceptual en su mente. La terminología de la psicánica ha sido cuidadosamente desarrollada para favorecer a dicha construcción.
Convenciones sobre la nomenclatura
Símbolos y abreviaturas
Enciclopedia general de la psicánica

Diccionario de la psicánica